martes, abril 28, 2009

Reedición personal


Hay momentos en que miramos y remiramos un párrafo. Lo leemos en voz alta y saboreamos el sonido. A veces, no sabemos porqué, las palabras no nos saben. El contenido, el mensaje tiene sentido, hasta valor, pero la forma cómo está presentado no sirve, no nos gusta.

Otras veces, lo leemos con la vista, ni siquiera en voz baja, como si las figuras de las letras concatenadas unas a otras, formando palabras, tuvieran belleza propia y nos causaran cautivación. A veces nos parece que hay una coma la que nos falta ó es acaso un punto...Disfrutamos de las formas, las lineas, las curvas, las diéresis y los acentos.

Leemos, para aumentar letras, palabras, ó quitarlas. Volvemos a leer, para darle un mejor sentido, para entendernos mejor ó hacernos entender. Regresamos al reglón anterior, porque fué muy explícito y no nos gusta serlo. Hay que cuidar las palabras. Hay que editarlas, sin que signifique censurarlas.

Algo parecido está ocurriendo, pero en mi. Estoy siendo editado.

Mis calles se van estrechando, la señalización, los semáforos me van obligando, sí, obligando a tomar ciertas avenidas, atajos, vias, que voluntariamente quizás no hubiera tomado. Mis acciones de alguna manera se van editando, para hacerlas mejor aunque puede que menos placenteras. Me encuentro mas ocupado, obteniendo resultados adecuados de mi trabajo y esfuerzo, con menos placer. No me quejo, me permite vivir. Vivir en un mundo tranquilo, pueril, iluminado, con menos angustias y mas trabajo. En ocasiones hé forzado un viraje hacia escenarios menos brillantes, mas adrenalínicos sino fantasmagóricos y placenteros, hedonistas, para encontrar que el viaje sólo duró unos segundos y un viraje intempestivo, no planeado, me trae de regreso a la autopista. Mi voluntad no existe.

Estoy siendo editado

4 comentarios:

TitoCarlos dijo...

Me pasó eso y salí de la autopista para hacer el recorrido por carreteras secundarias. Más largo, con más tiempo, con más curvas y puertos. Disfruto, desde entonces, más por el recorrido que por la meta conseguida. Y cambio de destinos casi constantemente...

Un abrazo,

damian dijo...

como puede ser eso, pero si es decision propia y para mejor, pues bien, osea un peter edición de bolsillo?

Henmex dijo...

todos tenemos voluntad otra cosa es la "manejabiblidad" ella

Paula (Bera) dijo...

Estimado Peter, cuando te sientas editado, hacé un esfuerzo, poné "piloto automático", y tratá de fijarte cómo podés volver a retomar el control.
Un beso enorme!!!