miércoles, abril 15, 2009

Impuestos!


El 15 de abril a la medianoche de cada año se vence el tiempo para pagar los impuestos que se le debe al estado de las ganancias del año anterior.

Nos gusta rodar sobre calles y carreteras bien asfaltadas y conservadas. Nos gusta ver los jardines y los parques publicos bien cuidados, con tulipanes y lirios. El paisaje de las carreteras es asombroso, con arboles floridos y flores silvestres que van turnandose los colores y el espacio en el transcurso del año. Gozamos de no ver papeles en el suelo ni afeando las calles. Los colegios estatales tienen una infraestructura magnifica y programas extraordinarios La policia cumple con su deber y mantiene un orden impecable. Las fuentes de agua siempre funcionando y refrescandonos en momentos de calor, además de otras cosas que tomamos como si las mereciéramos ó simplemente "deben" estar alli. No nos damos cuenta que estan alli, porque pagamos impuestos.

Una vez estuve en la cola del correo, con mi sobre de declaración y mi cheque dentro a las 11:45 de la noche, y mientras me acercaba al mostrador para franquear mi correspondencia a Tesorería del Estado, se encendieron las luces de los reflectores de la NBC que cogía los rostros de los perezosos en cumplir con su obligación tributaria. La verguenza me embargó y me prometí a mi mismo no volver a estar en una situación semejante, de eso hace ya nueve años. Sin embargo, aunque no he dejado mi sobre anual cerca de la medianoche, hasta ahora siempre lo he hecho el ultimo dia.

En la cola, hoy a las 10 de la mañana, comentaba con una señora, que a los que nos toca pagar, esperamos el ultimo dia. Los que piden reembolsos lo hacen la primera semana de enero. Cosas de cada uno!

3 comentarios:

damian dijo...

oh peter porq esperar el ultimo momento, mala costumbre, pero bueno lo importante es q lo hagas :)

TitoCarlos dijo...

Así lo hacía mi padre. Decía que por si venía un golpe de estado, que así se quedaba con el dinero y no se lo entregaría a los fascistas.
Es como creer en Dios y pecar, y no confesarse hasta ultima hora. ¿Y si una aparición nos dice que follar no es pecado?
Pues eso.
Un abrazote.

Peter Camenzid dijo...

Tito, mira que una de esas apariciones es lo que hace falta en este mundo para aumentar la fe. Te imaginas la cantidad de feligreses?

Un abrazo