domingo, abril 05, 2009

40 años

A las siete y media de la mañana lo llamé por teléfono y le canté el Happy Birthday, le deseé, de corazón, lo mejor. Vive a una hora de distancia y descarté la posibilidad de visitarlo aunque era un fin de semana. Un fin de semana muy atareado, lleno de trabajo y proyectos que realizar. Además que ahora las distancias se cuentan por cuartos de tanque de gasolina que se gastan. Hay que ahorrar.

A las 10.30 am. recibí un email. Era prácticamente una orden: VAMOS A VISITARLO A SU CASA, a las 7 pm. NO HAY EXCUSAS, es fin de semana! Así, con letras mayúsculas y todo. El mensaje me gritó al oido y yo obedecí. Antes de llegar me detuve a comprar algo de comida y postres para llevar, además de una torta de cumpleaños, 40 años!. No podía ser una torta colorida y festiva, desheché todas las tortas claras, con globos de colores o ramos de flores, nada de fresas ni melocotones. Tenía que ser una torta para celebrar el funeral de la juventud. Escogí una torta de chocolate con rosas de chocolate, negra! fúnebre! Hay que celebrar el llegar a la cima, a partir de ahora en adelante todo viene en bajada.

Todos llegamos mas o menos sincronizados y todos trajeron algo de comer y beber, menos mal que la única torta fué la mia. Comimos, bebimos, contamos chistes, jugamos, nos divertimos. Cuando regresé a casa era bien pasada la medianoche y llevaba los párpados cargados de sueño. La carretera casi vacía y las ganas de correr que tuve que controlar porque los patrulleros de policía aparecen de la nada, recomponiéndose de las sombras, listos para poner la multa que duele en la cartera mas que en el alma.

Un lindo fin de semana. No tomé las fotos de los árboles de cerezo, pero bien valió la pena estar reunido con todos.

4 comentarios:

Stanley Kowalski dijo...

Creo que los fines de semanas que no son planeados, terminan siendo los mejores, mirá como te has divertido!
Las fotos seguramente las sacarás otro día.

Gracias por el comentario, Peter

BESOS

Thiago dijo...

jaj que a mi me llamas a la 7,30 de la mañana y te juro que es el último cumpleaños que me felicitas, jajaj

Bezos.

damian dijo...

me llegan los 40 y no sabria si festejar o comprarme cremas antiarrugas, q miedo.

CHOPINGO dijo...

Lo planeado suele salir bien.