martes, mayo 12, 2009

Elizabeth Edwards


Elizabeth Edwards, una abogado de 60 años de edad, esposa de John Edwards quien fuera Senador de Carolina del Norte y dos veces candidato a la nominación presidencial por el partido Democrata, ha vuelto a las primeras planas.

Elizabeth vivió en Japon durante su niñez debido a que su padre se encontraba trabajando alli como piloto de la Fuerza Aérea NorteAmericana. Inició sus estudios universitarios en la Universidad de Mary Washington y luego se trasladó a la de Carolina del Norte en Chapel Hill. Cuando entró a la escuela de leyes conoció a John Edwards y se casó con él el 30 de Julio de 1977.

Madre de Wade y Catherine, pierde a su hijo mayor cuando éste muere en un accidente manejando su Jeep. Tres semanas antes había sido premiado en la Casa Blanca por la Primera Dama Hillary Clinton y la Voz de America por un ensayo que escribió sobre Humanidades. A la muerte de su hijo decide tener otros dos niños. Emma Claire nace cuando Elizabeth tiene 48 años y su esposo estaba de carrera al Senado. Jack nace en el año 2000 cuando Elizabeth tiene 50 años.

Durante la Campaña primaria para elegir al candidato Democrata, John Edwards muestra una imagen limpia y cristalina al lado de una mujer que se encuentra recuperando de un tratamiento por cancer de mama. Es entonces cuando él declara, por mantener la verdad, que su directora de campaña, Rielle Hunter, tiene un hijo siendo él probablemente el padre. La prueba de paternidad todavía está pendiente.

Elizabeth acaba de publicar un libro, Resilience (Resistencia). Ha aparecido en el show de Oprah, en Today Show y ha hablado publicamente de su amor por John y como le ha afectado su infidelidad. El cancer ha vuelto a aparecer. La prensa y la población está dividida.

5 comentarios:

alex dijo...

Pues es ciertamente complicada la situación. Leí en algun sitio, que para la superación de un cancer, si lo que te rodea es estable y tienes amor, es más fácil. Bueno, puede ser lo que llaman terapia afectiva.

Que complicada que hacemos la vida. Este hombre tuvo una infidelidad, y aunque puedan estar arrepentido y su mujer amarlo mucho, es dificil perdonar ciertas cosas.

Un beso

Glamourous. dijo...

Ciao Peter bello!
Bueno aqui es donmde corroboramos si realmente vale tanto una "calentura" por que creo que eso es la raiaz de una buena parte de las infidelidades.
Te mando y dejo mil besos de aqui hasta tu proxima entrada.
En el mail hay mas.

TitoCarlos dijo...

Ojos que no ven, corazón que no siente, dicen por aquí. Si no hubiera habido embarazo, quizá habría llegado a presidente, nadie se habría enterado (salvo que se guarden ropas manchadas), y ese libro no existiría.
Parece ser, de todas formas, que el caso Clinton es único en ese país.
Un abrazo,

damian dijo...

pobre mujer, se le muere el hijo, tiene cáncer, el marido le engaña ojala que su libro un exitazo, que se lo merece.

CHOPINGO dijo...

Que complicada que hacemos la vida.