viernes, mayo 01, 2009

Agotado!


El dia resultó mejor de lo que se planeó y se vivió intensamente hasta el final. Estoy de regreso agotado, pero sumamente feliz.

La Catedral Nacional nos sorprendió con carpas levantadas de comida y articulos para comprar, estaban celebrando algo que nunca descubrimos qué era ni nos quedamos a averiguar. El dia nos quedaba corto. El estilo gotico, la piedra, los jardines les hizo recordar Paris y Nottre Dame, tambien encontraron paralelos con Gaudi y la Sagrada Familia.

Georgetown los siguió conectando con Europa con sus casas de ladrillo, sus pequeños jardines, las tiendas y restaurantes, las mesas frente a las ventanas. Una visita al Kennedy Center, el hotel Watergate, el cementerio de Arlington. No encontramos parqueo para visitar los Memorials. El problema de Washington es el estacionamiento. La visita al Museo de Historia Americana, renovado, nos sorprendió con la exhibición de la bandera original de las rayas y las estrellas, que ondeó en Baltimore y fué responsable de la creación del Himno Nacional Americano, ahora encerrada en un enorme cuarto de cristal, al vacio, y en completa obscuridad, se encienden las luces con cierta frecuencia para admirarla por completo. Toda una ala para elogiar las guerras, desde la guerra de la secesion, hasta las ultimas. No la disfruté mucho, pero debo regresar mas calmado, mas racional, dejando mi visceralidad de lado.

La Biblioteca del Congreso nos recibió con su maravillosa arquitectura, sus tallados en madera, sus pinturas murales, sus esculturas en marmol, sus medallones de yeso, sus cupulas y techos artesonados, y las enormes colecciones de libros. Disfrutar de la Biblia, salida de la imprenta de Gutemberg fué un enorme placer.

Los pintores goticos italianos y los belgas nos dieron satisfaccion en la Galeria Nacional de Arte. No quisimos ver mas, sólo contemplarlos y que nos dieran satisfaccion en el momento. Al cruzar la calle fuimos exclusivamente a ver el Diamante Hope en el Museo de Historia Natural y ver el resto de la coleccion de las joyas que guarda el museo en diamantes de colores, esmeraldas, rubies, que otrora adornaron a la realeza europea.

Un dia intenso, completo, con desayuno americano, almuerzo griego y comida abundante, tipo fiesta latinoamericana. Intenso

5 comentarios:

JAIME dijo...

que fue, que me perdi estas haciendo turismo??

Paula (Bera) dijo...

Qué bueno que lo hayan disfrutado!!!
Me encantó la mezcla que hicieron en comidas.
Un abrazo enorme!!

damian dijo...

o me gusta viajar, al parecer disfrutas mucho, aunq termines agotado

Peter Camenzid dijo...

Tuve un dia para pasear a un amigo y sus padres que venían de visita del Oeste. Aunque ellos han estado en DC anteriormente, la ciudad siempre ofrece algo diferente que ver, y definitivamente el dia fué completamente original para ellos. Al dia siguiente otro amigo me buscó para enseñar la ciudad a alguien que llegaba de visita de Johannesburgo. Ellos saben que disfruto la ciudad y la conozco bien, por eso me buscan para hacer las visitas.

Glamourous. dijo...

Los vijaes ilustran!
Para mi es un placer viajar!
Muchos abrazos!