sábado, febrero 28, 2009

Familia


He escuchado a mucha gente predicar idílicamente de la oportunidad que vendrá después de ésta vida de vivir en armonía gozando de una familia celestial. A veces me pregunto, ¿para qué esperar a morir y disfrutar de una familia celestial después de muerto si realmente podemos disfrutar de nuestra familia ahora?

Hoy dia volvimos a reunirnos, como casi siempre, nuevamente todos los tios, sobrinos, primos, hermanos, etc. por el cumpleaños de la abuela. Una buena excusa para comer, reirnos, contarnos de como nos trata de la vida, seguir comiendo, hablar de cine, de musica, de teatro, seguir comiendo, hablar del crecimiento de los niños, de los estudios, de las graduaciones, de las universidades; a continuar con los postres y un poco mas de Coca-Cola para hacer campo en el estomago y seguir comiendo. La mesa continuaba llena y las fuentes salian de la cocina de manera ininterrumpida. Los bocaditos seguian siendo reemplazados cada vez que su numero disminuía y las risas seguian siendo alimentadas profusamente. Los clicks de las camaras y los flashes tambien acompañaban la conversacion. Ocurre que ademas de tener debilidad (todos nosotros) por la buena cocina, tambien tenemos debilidad por la fotografia. Qué buena manera de disfrutar el fin de semana, en familia, AHORA! sin necesidad de tener la esperanza de ser una familia eterna. Nuestra conducta actual nos dá la convicción que somos una familia eterna.

Nos hemos puesto de acuerdo con los primos para almorzar juntos durante la semana en un restaurante de comida latinoamericana. Dos de los pequeños sobrinos y una tia cumplen años en Marzo (nuevamente a estar juntos y comer!) y otro pequeño sobrino es bautizado a fin de mes. Luego del bautismo, recepcion en casa de los padres. Que significa ello? Mas comida y buena conversación. Las familia son eternas, pero se divierten bien mientras son mortales. Por lo menos, éso pasa con mi familia.

2 comentarios:

Stanley Kowalski dijo...

Me encanta este clima festivo que relatás en torno a una familia que se reune para pasarla bien. Como buen gourmet que soy, alguna envidia me produjo leer sobre toda esa comida que han disfrutado, pero, ni una copa de vino? o de champagne?

BESOS

Peter Camenzid dijo...

Para que quedes satisfecho, hubo vino argentino; que es el preferido por un tio y que siempre lo provee. Champagne? es algo mas como para bodas, navidad y año nuevo; no para un cumpleaños.

Besos