lunes, junio 05, 2006

Principios

Con cuanta facilidad la gente llama principios a lo que no es.

Orden, Limpieza, Puntualidad, Responsabilidad, Deseo de Superación, Honradez, Respeto al Derecho de los demás, Respeto a la Ley y los Reglamentos, Gusto por el Trabajo, Afan por el Ahorro y la Inversión, Amor a nosotros mismos y nuestros semejantes, son principios básicos a poner en marcha en nuestras vidas para poder avanzar no en la acumulación de posesiones, sino en ser mejor como persona, que a la larga es nuestra meta

La trascendencia personal no se da en satisfacer o privarse de necesidades básicas biológicas. Sin embargo, si se controlan de alguna manera éstas necesidades básicas, se controla al hombre.

Respirar es un acto elemental para nuestra vida, primitivo, básico. Pero, hablamos de respiración abdominal, y la asociamos a religiones y filosofias y "santificamos" la rutina, y la convertimos en principio de vida y tenemos al hombre entretenido en respirar mas que en desarrollar los reales principios que lo llevan a la consecusión de mejores metas.

Beber es otro de los actos elementales. Para manejar la conciencia de las personas es necesario poner restricciones en la bebida de un cuerpo cuyas celulas estan compuestas de mas del 75% de agua y vive en un planeta cuya superficie es mas agua que tierra seca! Se imponen restricciones que hacen "santa" la bebida y se sataniza el vino, el cafe, el te, etc. La gente se entretiene en "dominar" su apetito por la bebida en lugar de mejorar en principios de vida.

Comer. Podríamos discutir en la sencillez de su carácter básico para la vida? Sin embargo, el control de las conciencias de los hombres se ejecuta a través de restricciones en la comida: no cerdo, no peces sin escamas ni mariscos, no liebre, simplemente comida kosher. Las discusiones sobre lo que comer y de que abstenerse para lograr la santificación aleja al hombre de la realidad de su meta simple: esforzarse en ser hombre de principios.

Vida sexual. Sin la primitiva exigencia de perpetuarse no existiría vida. La sexualidad es animal, vegetal, bacteriana y de parásitos. El impulso es fuerte, y se puede controlar las mentes de los hombres manipulando el concepto de "principio de vida" en su sexualidad. El celibato no genera honestidad automática, ni puntualidad, orden u honradez.

Las religiones se encuentran en una lucha por conquistar las mentes de los hombres y manipularlas al controlar sus funciones básicas y establecer como principios ideas que se acomodan a sus criterios. Se ha dejado de lado la verdadera búsqueda de la superación de la raza humana y se ha establecido una guerra santa sobre instintos elementales, primarios, hipotalámicos. Ojalá el sol de la verdad amanezca a todos en éste nuevo siglo.

2 comentarios:

Francisco Morato dijo...

O teu texto sobre os principios é de facto um exercicio sobre o homem biológico e o homem cultural, descreves de forma muito interessante os principios básicos, as necessidades fisiológicas humanas mais elementares, somos de facto um animal aculturado.

Manu dijo...

Me atrevería a resumir todos tus principios en uno sólo. Y no por hacer uno todo poderoso, pues creo que en todo hay cierta dualidad, pero porque creo que es el más básico, el primordial: "Sentir amor en tu corazón"
Porque si en verdad eres capaz de procesar amor a tu alrededor tendrás respeto, y de la mano de estos dos vendrán el resto de principios.
Problema, que vivimos en un mundo sin amor, donde prevalece más que nada el interés.
Seremos capaces de volver a sentirlo?