miércoles, diciembre 09, 2009

Terrorismo 2

Viví todos los años de terrorismo dados por Sendero Luminoso y el Tupac Amaru. Crecí leyendo titulares sobre bombas que destruían puentes, ataques a comisarías, cuarteles; secuestros y asesinatos de alcaldes de pequeños poblados, carteles sobre los pechos de los cadaveres de los infiltrados del gobierno, toda la parafernalia que pueden desplegar estos grupos, desde los cerros lejanos hasta llegar a la ciudad. Tarata, y la muerte de profesionales, universitarios, amas de casa, y la destruccion de propiedad privada en pleno corazon de Miraflores marcó profundamente mi vida y la vida de muchos peruanos.
Vi crecer torreones en las comisarias, poner parapetos anti-bombas en las calles. Ver cerrada una calle para dar seguridad al local policial o militar. Alumbrarnos con velas (hasta que se compró el generador) cada vez que los terroristas volaban una torre electrica. También vi a escuadrones paramilitares que en su afan de enfrentar a los terroristas, asesinaron universitarios, maestros, etc. y desaparecieron los cadáveres.
Vi la toma de la Embajada Japonesa, la liberacion de las mujeres, la toma de rehenes varones, especialmente politicos. El ingreso del Obispo de Ayacucho, Cipriani, para actuar de mediador entre los Tupamaristas y el gobierno, como llevó la imagen de la virgen y tantas otras cosas entre las que ingresaron camaras de video, microfonos, y otros, que permitieron al gobierno recuperar la embajada, matar a los terroristas, liberar a los secuestrados y dar a Cirpiani el titulo de Cardenal peruano.
Ahora, que escucho vamos a enviar tropas a Afghanistan é iniciar la lucha frontal contra el terrorismo, regresan a mi memoria todas esas imagenes acumuladas por 12 años. Siento que vamos a ir a agitar el nido de avispas y traer la guerra dentro de nuestras fronteras. Probablemente escuchemos de bombas en los mercados Giant o Safeway, o destrucciones de torres de alta tension que dejen sin luz a poblaciones enteras! Quizás en su locura ataquen donde mas duela, los ominbus amarillos de escolares. No estamos preparados si esto sucede.
Puede ser que mi neurosis nuevamente me haga ver el apocalipsis en un vaso de agua

1 comentario:

Stanley Kowalski dijo...

Relataste de una manera muy cruda y veraz, parte de la historia de tu país. La pregunta que yo me hago es:
Cuáles son los intereses que llevan a los países de América del Sur, a meterse en conflictos que no nos competen, y para los cuales no estamos preparados? Tal vez peco de ingenuo.

Gracias por los comentarios que me dejaste. El relato me llevó un día de investigaciones, buscando las perversiones que quería utilizar, y luego cinco horas para escribirlo y corregirlo.

BESOTES PETER.